La presbicia, conocida comúnmente como Vista Cansada, es una evolución natural en la visión debida a la pérdida de flexibilidad del cristalino. Es un fenómeno inevitable que suele aparecer a partir de los 40-45 años.

¿Cuáles son los síntomas de la presbicia o vista cansada?

Sus síntomas iníciales son muy claros: los objetos cercanos aparecen desenfocados o borrosos y hace falta separarlos para poder verlos bien.

Un gesto muy característico del présbita (persona que padece vista cansada) es extender los brazos al leer para separar la lectura de los ojos hasta una distancia que le permita distinguir las letras con mayor nitidez.

Las personas con presbicia comienzan a experimentar dificultades para leer periódicos, libros, ver el Iphone o leer tu e-book…a cortas distancias, tus tareas más cotidianas se verán afectadas: cocinar, coser, trabajar en el ordenador, maquillarte, realizar tareas manuales…, aún cuando hayan gozado de una visión perfecta toda la vida.

Muchas personas, al tener que hacer esfuerzos para ver bien de cerca, al final del día tu visión será peor y puedes llegar a sentir fatiga o incluso dolor de cabeza…

¿Es posible prevenir la Presbicia de alguna manera?

La presbicia no es una enfermedad y no es posible prevenirla ya que a todos no acaba ocurriendo antes o después.

Recuerda que es una evolución natural de la visión que se produce a partir de los 40-45 años.

¿Cómo corregir la presbicia o Vista Cansada?

Hoy en día la vista cansada se puede corregir con lentes oftálmicas, lentes de contacto o mediante una operación quirúrgica.